LOFT CHIC Pza. Comendadoras, Malasaña/Conde Duque

Ofurgestgjafi

Antonio býður: Heil eign – loftíbúð

  1. 2 gestir
  2. 1 svefnherbergi
  3. 1 rúm
  4. 1 baðherbergi
Sérstök vinnuaðstaða
Sameiginlegt svæði með þráðlausu neti sem hentar vel fyrir vinnu.
Sjálfsinnritun
Notaðu lyklaboxið til að innrita þig.
Antonio er ofurgestgjafi
Ofurgestgjafar eru reyndir gestgjafar með háa einkunn sem leggja sig fram um að veita gestum sínum framúrskarandi gistingu.

AirCover

Innifalin með öllum bókunum er vernd gegn afbókunum gestgjafa, rangfærslum í skráningu og öðrum vandamálum svo sem vegna innritunar.
Hluti upplýsinganna var þýddur sjálfkrafa.
Vas a estar en un Loft luminoso, acogedor y muy bien situado. Junto a la Pza. de las Comendadoras, que recibe su nombre por el Convento de las Comendadoras de Santiago, construído en el S.XVII. En un entorno urbano y moderno que conserva la esencia de los Barrios de Madrid, por su vecindario y tiendas de cercanía, contando con la intensa vida nocturna madrileña que ofrecen los bares, cafés y restaurantes cercanos.

Eignin
El acceso al loft es desde planta calle, cómodo e independiente del edificio en el que se encuentra construído.
Resultado de una reforma integral con materiales de calidad; con una estética moderna y cálida a la vez, cuidando los detalles para que nuestros invitados se sientan como en su casa.

Svefnaðstaða

Það sem eignin býður upp á

Eldhús
Þráðlaust net
Sérstök vinnuaðstaða
Háskerpusjónvarp
Innifalið þvottavél – Innan íbúðar
Heimilt að skilja farangur eftir
Hárþurrka
Kæliskápur
Ekki í boði: Kolsýringsskynjari
Ekki í boði: Reykskynjari

Veldu innritunardag

Bættu við ferðadögunum þínum til að fá nákvæmt verð

4,82 af 5 stjörnum byggt á 72 umsögnum

Hreinlæti
Nákvæmni
Samskipti
Staðsetning
Innritun
Virði

Staðsetning

Madríd, Comunidad de Madrid, Spánn

Barrio de bares, vida nocturna, tiendas vintage, exposiciones, mercadillos, librerías, restaurantes de los más diversos orígenes, toques bohemios y europeos que recuerdan a ciudades como Londres o Ámsterdam con sus comercios pop up o sus tiendas trendy e historia, definen al barrio de Malasaña, el cual tiene mucho que ofrecer y que fue nada más y nada menos, que el ícono de la mítica movida española en los años 80, donde bares como el Penta y Vía Láctea guardan gran parte de la historia contemporánea de la hermosa Malasaña.

A este barrio lo limitan las calles de Princesa, Gran Vía, Fuencarral, Carranza y Alberto Aguilera.
En el barrio de Malasaña tenemos algunos de los espacios abiertos más apetecibles de la ciudad y el resto de sus calles son estrechas y con vida, algunas peatonalizadas, perfectas para callejear.
La Plaza del Dos de Mayo, muy cerquita del Loft, es quizá el centro neurálgico de Malasaña. Aquí estuvo el Cuartel de Monteleón, escenario de una de las batallas más sangrientas de la Guerra de Independencia. También estuvo el convento de las Maravillas, que dio nombre a esta zona.
La Calle Manuela Malasaña es muy popular por dar nombre al barrio. También porque acoge algunos establecimientos importantes como el Teatro Maravillas y la cervecería Casa Maravillas.
En la Plaza de la Luna estuvieron los famosos cines Luna. Hoy encontramos el centro Gymage Lounge Resort, con su popular terraza en la azotea.
La Plaza San Ildefonso ofrece un interesante bullicio de terrazas y gentes que pululan. Una placa recuerda que en la plaza vivió unos años Antonio Rafael Mengs, uno de los pintores preferidos de Carlos III. Y en otra se dice que unos años más tarde el pintor romántico Leonardo Alenza tuvo aquí su estudio. En un lado está la iglesia de San Ildefonso, más atractiva por dentro que por fuera, y en otro la centenaria Farmacia Malasaña, conocida como Farmacia Puerto.
La Calle del Pez tiene una vida espectacular. Es una vía de poca anchura que a cada lado abre decenas y decenas de bares, todos de mucho éxito.

Algunos Bares son considerados 'Históricos'. Por ejemplo: El Penta, abreviatura de Pentagrama, abrió en 1976 y fue en uno de los puntos de reunión de la Movida, lo frecuentaban Almodóvar, Ouka Lele, Alaska, los Secretos, Nacha Pop, entre otros. Está en el 4 de la calle Palma. Abre todos los días a las 21h. A pocos metros está, el bar-museo: Madrid Me Mata, sobre la Movida.
Otro Histórico es: Vía Láctea, que fue un templo de la modernidad. Abre todos los días a las 20h, en el 18 de Velarde.
El Diplodocus, en el 31 de Manuela Malasaña, donde puedes seguir pidiendo su 'Leche de Brontosaurio'.
La vida cultural: en el barrio hay mucha actividad cultural, tanta como que seguramente encontramos en sus calles lo más avanzado de la vanguardia madrileña. Muchos de sus comercios son originales absolutamente y no se encontrarás sucursales fuera de esta zona.
Sus teatros, como para salir de la oferta clásica de Gran Vía, más grandes, son el Maravillas y el Lara. Pero también los hay más pequeños e independientes, como el Victoria, el Microteatro Madrid, La Nao 8, el Alfil, el Nueve Norte, La Madrilera, Sala Tú o Espacio Labruc.
Si te interesan los libros, encontrarás varias librerías independientes, como The cómic Co, Ciento Volando,Tipos infames, Arrebato o Cervantes y Compañía.
Paseando encuentras establecimientos con propuestas creativas y diferentes. Como así también, las esculturas urbanas de Malasaña: éstas son una nota característica y entrañable del barrio de Malasaña. Te las vas encontrando (a las esculturas), a pie de calle, como si fueran un paseante más.
'Tras Julia' es el nombre de la escultura de una mujer al final de la calle del Pez. Se dice que Julia fue la primera mujer en estudiar en la universidad. 'La Paseante' es una escultura de corte similar, situada en la calle Palma 46. Se trata de una joven con falda larga y camiseta de tirantes que custodia la entrada de una Escuela de Arte.'La Joven Caminando' está en la plaza de San Ildefonso. Tiene 18 años, viste a lo moderno y lleva una carpeta bajo el brazo. Se supone que se dirige a la misma Escuela de Arte.
'Las Lecturas del Dos de Mayo', o 'La Lectora Empedernida', está en la plaza del Dos de Mayo. Esta joven es una figura abstracta, pero se distingue que está leyendo un libro que sostiene en su regazo. También aquí está la escultura más visible del barrio: El Monumento a Daoiz y Velarde.
Comer y beber: El barrio tiene una densidad de bares y restaurantes por metro cuadrado que sorprende. Hay de todo, pero abundan los bares informales con precios asequibles.
El Mercado de San Ildefonso es una de las opciones más completas. Situado en el 57 de Fuencarral, encontrarás los sabores de las cocinas del mundo (venezolana, peruana, italiana, asiática…) .
Muchos locales especializados en bocadillos, que innovan tanto en los panes como en los rellenos vas a ver a medida que pasees. Por ejemplo, está El Porrón Canalla, que ofrece bocatas originales con bebidas en porrón. Y también Bocadillo de Jamón y Champán.
Comentario especial para Casa Julio porque un día los componentes del grupo U2 entraron a hacer una sesión de fotos!, pero además, es uno de los bares más populares del barrio. Está en el 37 de la calle Madera y es conocido por sus croquetas, con personalidad y a buen precio.
La Bodega de La Ardosa está en el 13 de la calle Colón. Inaugurado en 1892, es un clásico de la cerveza tirada.
El Restaurante Orio es ya uno de los vascos más destacados de Madrid para tomar pinchos variados por el sistema de contar palillos.
Iglesias y conventos..podrás ver un buen número de edificios religiosos.
La Iglesia de San Antonio de los Alemanes es una de las más especiales. De planta circular, sus paredes y cúpula están decoradas con pinturas murales del siglo XVII.
La Iglesia de San Ildefonso, (1619, reconstruida en 1827) con una decoración interior más atractiva que su aspecto exterior.
La Iglesia de San Martín está en la calle Desengaño,(siglo XII, construcción actual 1836).
La Iglesia de la Buena Dicha, en la calle Silva, es pequeña y casi pasa desapercibida. De estilo mudéjar, está junto a la Gran Vía.
La Iglesia y Convento de San Plácido, barroco del siglo XVII.
La Iglesia de los Santos Justo y Pastor también se conoce como Nuestra Señora de las Maravillas. Se encuentra en uno de los lados de la plaza del Dos de Mayo.
La Iglesia y Convento de las Mercedarias de Juan de Alarcón (siglo XVII). Alberga el cuerpo incorrupto de la Beata Mariana de Jesús, que se expone al público cada 17 de abril.
La Iglesia de las Religiosas de María Inmaculada está en el 97 de Fuencarral y presenta un elegante estilo neogótico. Fue levantada a principios de siglo XX.
El Convento de las Salesas Nuevas, también conocido como Segundo Monasterio de la Visitación. Levantado hacia el año 1800, la fachada presenta un característico frontispicio triangular y un relieve sobre San Francisco de Sales.

Gestgjafi: Antonio

  1. Skráði sig desember 2018
  • 72 umsagnir
  • Auðkenni vottað
  • Ofurgestgjafi
Við erum par í Madríd sem finnst virkilega gaman að njóta borga okkar með vinum...

Í dvölinni

Nos gusta estar presentes a la llegada y a la salida de nuestros huéspedes. No obstante, y para llegadas o salidas anteriores a las 08:00, éstas podrán ser independientes al contar con un sistema de acceso por cuenta propia.
Los detalles se los facilitaremos cuando así sea necesario.
Durante la estancia contarán siempre con nosotros para cualquier duda o aclaración que precisen.
Nos gusta estar presentes a la llegada y a la salida de nuestros huéspedes. No obstante, y para llegadas o salidas anteriores a las 08:00, éstas podrán ser independientes al contar…

Antonio er ofurgestgjafi

Ofurgestgjafar eru vel metnir og reyndir gestgjafar sem leggja sig fram um að veita gestum sínum framúrskarandi gistingu.
  • Tungumál: English, Français, Español
  • Svarhlutfall: 100%
  • Svartími: innan klukkustundar
Til að vernda greiðsluna þína skaltu aldrei senda peninga eða eiga í samskiptum fyrir utan heimasíðu eða app Airbnb.

Mikilvæg atriði

Húsreglur

Innritun: Eftir 15:00
Útritun: 12:00
Sjálfsinnritunarleið: lyklabox
Hentar ekki börnum og ungbörnum
Reykingar bannaðar
Hentar ekki gæludýrum
Engar veislur eða viðburði

Heilsa og öryggi

Öryggisreglur Airbnb vegna COVID-19 gilda
Enginn kolsýringsskynjari
Enginn reykskynjari
Hæðir án handriða eða varnar

Afbókunarregla