Stökkva beint að efni

La guía de Alain y Erika

Erika

La guía de Alain y Erika

Barrios
Lugares de interés 1. Auditorio Kursaal 2. Playa de la Zurriola 3. Sagüés y Paloma de la Paz 4. Mirador del Monte Ulia 5. Estación de tren (Cercanias) 6. Edificio La Equitativa 7. Puente del Kursaal En un extremo el Kursaal, en otro el Monte Ulia y entre ambos se extiende Gros. Un barrio que se asoma al cantábrico a través de la Playa Zurriola, la más salvaje y radical de las tres, donde siempre encontrarás surfistas. Pero Gros es mucho más que la Zurriola. Cosmopolita, dinámico y joven se ha convertido en uno de los barrios más animados de la ciudad, gracias a sus numerosos bares de pintxos y terrazas y a sus tiendas con encanto. Un lugar muy versátil donde es habitual encontrarse a surfistas tabla en mano, a familias enteras paseando por sus calles y plazas, o a cuadrillas de amigos charlando tranquilamente en el muro de Sagüés. También es usual ver a donostiarras pedaleando sobre sus bicis, practicando running, jugando a baloncesto o sobre una tabla de skate . Y es que en Gros el deporte y playa van de la mano.
Gros
Lugares de interés 1. Auditorio Kursaal 2. Playa de la Zurriola 3. Sagüés y Paloma de la Paz 4. Mirador del Monte Ulia 5. Estación de tren (Cercanias) 6. Edificio La Equitativa 7. Puente del Kursaal En un extremo el Kursaal, en otro el Monte Ulia y entre ambos se extiende Gros. Un barrio que se asoma al cantábrico a través de la Playa Zurriola, la más salvaje y radical de las tres, donde siempre encontrarás surfistas. Pero Gros es mucho más que la Zurriola. Cosmopolita, dinámico y joven se ha convertido en uno de los barrios más animados de la ciudad, gracias a sus numerosos bares de pintxos y terrazas y a sus tiendas con encanto. Un lugar muy versátil donde es habitual encontrarse a surfistas tabla en mano, a familias enteras paseando por sus calles y plazas, o a cuadrillas de amigos charlando tranquilamente en el muro de Sagüés. También es usual ver a donostiarras pedaleando sobre sus bicis, practicando running, jugando a baloncesto o sobre una tabla de skate . Y es que en Gros el deporte y playa van de la mano.
Lugares de interés 1. Plaza de la Constitución 2. Iglesia de San Vicente 3. Museo San Telmo 4. Monte Urgull 5. Paseo Nuevo y Construcción Vacía de Oteiza 6. Aquarium 7. Puerto pesquero 8. Iglesia de Santa María 9. Alameda del Boulevard 10. Plaza de Gipuzkoa 11. Teatro Victoria Eugenia 12. Hotel Maria Cristina 13. Catedral del Buen Pastor 14. Zona Comercial 15. Ayuntamiento y Jardines de Alderdi Eder 16. Real Club Naútico Desde el kursaal, cruzaremos el puente de la zurriola para llegar al centro de la ciudad. Tradición y modernidad se funden en una de las zonas más especiales de la ciudad. Pasea por el Puerto pesquero y piérdete por las calles de la Parte Vieja donde en cada rincón huele a pintxos. Cruza el Boulevard y da un salto en el tiempo para aterrizar en el Centro de Donostia, recorre calles peatonales, y disfruta de unas horas de compras por sus tiendas y boutiques. Rodeando la Parte Vieja y dando paso al resto de la ciudad, tenemos el Boulevard. Lugar de encuentro de jóvenes y mayores, y centro neurálgico de la ciudad. Aquí llegan casi todas las líneas de autobuses urbanos.. El Centro de San Sebastián está rodeado por la llamada área romántica de la ciudad. Una zona presidida por el edificio que alberga el Ayuntamiento de Donostia, antiguo casino de la ciudad, construido en 1887, al estilo de las casas de juego que proliferaban en la Costa Azul francesa. Y a sus pies, los jardines de Alderdi Eder, decorados con un elegante carrusel de los que ya no quedan. Si estás con niños, está debería ser una parada obligatoria. No dejes de caminar por las amplias calles arboladas del área romántica, porque te sorprenderá la belleza de algunos de sus edificios y portales. Junto al río Urumea podrás disfrutar de la belleza de los edificios de estilo Belle Epoque como el Teatro Victoria Eugenia y el Hotel María Cristina. Y si sigues caminando por sus calles peatonales podrás sentarte a descansar en la Plaza Gipuzkoa, un pequeño oasis de tranquilidad en el centro de la ciudad donde los más pequeños disfrutarán de la belleza de los cisnes y peces que habitan en su estanque.Sigue paseando, porque aún te queda por descubrir una de las joyas de Donostia. La catedral del Buen Pastor. Un edificio de estilo neogótico, que homenajea a las grandes catedrales medievales europeas. Su aguja de 75 metros sigue siendo la construcción más alta de San Sebastián.
Centro
Lugares de interés 1. Plaza de la Constitución 2. Iglesia de San Vicente 3. Museo San Telmo 4. Monte Urgull 5. Paseo Nuevo y Construcción Vacía de Oteiza 6. Aquarium 7. Puerto pesquero 8. Iglesia de Santa María 9. Alameda del Boulevard 10. Plaza de Gipuzkoa 11. Teatro Victoria Eugenia 12. Hotel Maria Cristina 13. Catedral del Buen Pastor 14. Zona Comercial 15. Ayuntamiento y Jardines de Alderdi Eder 16. Real Club Naútico Desde el kursaal, cruzaremos el puente de la zurriola para llegar al centro de la ciudad. Tradición y modernidad se funden en una de las zonas más especiales de la ciudad. Pasea por el Puerto pesquero y piérdete por las calles de la Parte Vieja donde en cada rincón huele a pintxos. Cruza el Boulevard y da un salto en el tiempo para aterrizar en el Centro de Donostia, recorre calles peatonales, y disfruta de unas horas de compras por sus tiendas y boutiques. Rodeando la Parte Vieja y dando paso al resto de la ciudad, tenemos el Boulevard. Lugar de encuentro de jóvenes y mayores, y centro neurálgico de la ciudad. Aquí llegan casi todas las líneas de autobuses urbanos.. El Centro de San Sebastián está rodeado por la llamada área romántica de la ciudad. Una zona presidida por el edificio que alberga el Ayuntamiento de Donostia, antiguo casino de la ciudad, construido en 1887, al estilo de las casas de juego que proliferaban en la Costa Azul francesa. Y a sus pies, los jardines de Alderdi Eder, decorados con un elegante carrusel de los que ya no quedan. Si estás con niños, está debería ser una parada obligatoria. No dejes de caminar por las amplias calles arboladas del área romántica, porque te sorprenderá la belleza de algunos de sus edificios y portales. Junto al río Urumea podrás disfrutar de la belleza de los edificios de estilo Belle Epoque como el Teatro Victoria Eugenia y el Hotel María Cristina. Y si sigues caminando por sus calles peatonales podrás sentarte a descansar en la Plaza Gipuzkoa, un pequeño oasis de tranquilidad en el centro de la ciudad donde los más pequeños disfrutarán de la belleza de los cisnes y peces que habitan en su estanque.Sigue paseando, porque aún te queda por descubrir una de las joyas de Donostia. La catedral del Buen Pastor. Un edificio de estilo neogótico, que homenajea a las grandes catedrales medievales europeas. Su aguja de 75 metros sigue siendo la construcción más alta de San Sebastián.
La Parte Vieja se sitúa al pie del Monte Urgull, entre el puerto y el río Urumea, a un lado de la Bahía. Adentrarse en sus calles peatonales permite conocer el verdadero centro social de Donostia. Sus empedradas calles como la 31 de Agosto, que conmemora el incendio de ese día en 1813, están llenas de bares para poder disfrutar de los mejores pintxos de la ciudad. La Basílica de Santa María del Coro y la iglesia San Vicente son de gran atractivo e interés. La Plaza de la Constitución, una de las más famosas de la capital guipuzcoana, también se sitúa en esta parte de San Sebastián, que es un lugar lleno de vida y el escenario protagonista de las fiestas locales más importantes como la famosa Tamborrada. La Plaza de la Constitución en el centro de la Parte Vieja es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad Al salir de la Parte Vieja por el extremo que da al mar, te encontrarás con una de las tradiciones vascas más arraigadas, el puerto y la vida que se desarrolla en el muelle. Lleno de barcos amarrados esperando la salida, rodeado de casas pesqueras y con restaurantes con sabor a mar. El Puerto de Donostia no ha perdido su esencia y es el lugar perfecto para conocer las raíces donostiarras. Y si quieres saber más sobre la relación de los donostiarras con el mar a lo largo de los siglos, visita el Museo Naval y el Aquarium. Otra de las plazas que no pueden faltar en tu visita, es la Plaza Zuloaga. Aquí encontrarás el Museo San Telmo, donde podrás realizar un recorrido por la historia vasca y ver alguna de sus exposiciones. Un edificio del siglo XVI y ampliado en 2011 con un edificio vanguardista perfectamente integrado en las ladera del Monte Urgull . Y, precisamente, desde aquí puedes acceder a esta colina, uno de los pulmones de la ciudad, y recorrer la ruta que te llevará a descubrir los diferentes miradores, pasear por el Cementerio de los ingleses y llegar al impresionante Castillo de la Mota a los pies del Sagrado Corazón.
13
íbúar mæla með
Old Town
13
íbúar mæla með
La Parte Vieja se sitúa al pie del Monte Urgull, entre el puerto y el río Urumea, a un lado de la Bahía. Adentrarse en sus calles peatonales permite conocer el verdadero centro social de Donostia. Sus empedradas calles como la 31 de Agosto, que conmemora el incendio de ese día en 1813, están llenas de bares para poder disfrutar de los mejores pintxos de la ciudad. La Basílica de Santa María del Coro y la iglesia San Vicente son de gran atractivo e interés. La Plaza de la Constitución, una de las más famosas de la capital guipuzcoana, también se sitúa en esta parte de San Sebastián, que es un lugar lleno de vida y el escenario protagonista de las fiestas locales más importantes como la famosa Tamborrada. La Plaza de la Constitución en el centro de la Parte Vieja es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad Al salir de la Parte Vieja por el extremo que da al mar, te encontrarás con una de las tradiciones vascas más arraigadas, el puerto y la vida que se desarrolla en el muelle. Lleno de barcos amarrados esperando la salida, rodeado de casas pesqueras y con restaurantes con sabor a mar. El Puerto de Donostia no ha perdido su esencia y es el lugar perfecto para conocer las raíces donostiarras. Y si quieres saber más sobre la relación de los donostiarras con el mar a lo largo de los siglos, visita el Museo Naval y el Aquarium. Otra de las plazas que no pueden faltar en tu visita, es la Plaza Zuloaga. Aquí encontrarás el Museo San Telmo, donde podrás realizar un recorrido por la historia vasca y ver alguna de sus exposiciones. Un edificio del siglo XVI y ampliado en 2011 con un edificio vanguardista perfectamente integrado en las ladera del Monte Urgull . Y, precisamente, desde aquí puedes acceder a esta colina, uno de los pulmones de la ciudad, y recorrer la ruta que te llevará a descubrir los diferentes miradores, pasear por el Cementerio de los ingleses y llegar al impresionante Castillo de la Mota a los pies del Sagrado Corazón.
El barrio del Antiguo es el más añejo de la ciudad. Un lugar ideal para pasear, con personalidad propia que ha sabido modernizarse sin perder su esencia. En sus calles encontrarás tiendas tradicionales y la mejor gastronomía, porque en sus bares y restaurantes conocerás el exquisito sabor de este barrio. Delimitado por El Peine del Viento en un extremo, y el Pico del Loro en el otro, el Antiguo es un barrio con muchos rincones para visitar. Te proponemos un recorrido que te permitirá conocerlos todos. Recorriendo el Antiguo hasta el Peine del Viento Cuando vas paseando por el Paseo de La Concha ya se intuye que el Antiguo tiene que ser una zona especial. Y es que en lo alto del atalaya que da entrada al barrio el Palacio Miramar te da la bienvenida. Para acceder al Antiguo por el Paseo de la Concha deberás cruzar un pequeño túnel llamado Miramart ubicado bajo el Pico del Loro. Un pasadizo que te sumergirá en un mundo submarino. Gracias a su decoración parecerá que estás caminando por el fondo del Mar Cantábrico.
Antiguo
El barrio del Antiguo es el más añejo de la ciudad. Un lugar ideal para pasear, con personalidad propia que ha sabido modernizarse sin perder su esencia. En sus calles encontrarás tiendas tradicionales y la mejor gastronomía, porque en sus bares y restaurantes conocerás el exquisito sabor de este barrio. Delimitado por El Peine del Viento en un extremo, y el Pico del Loro en el otro, el Antiguo es un barrio con muchos rincones para visitar. Te proponemos un recorrido que te permitirá conocerlos todos. Recorriendo el Antiguo hasta el Peine del Viento Cuando vas paseando por el Paseo de La Concha ya se intuye que el Antiguo tiene que ser una zona especial. Y es que en lo alto del atalaya que da entrada al barrio el Palacio Miramar te da la bienvenida. Para acceder al Antiguo por el Paseo de la Concha deberás cruzar un pequeño túnel llamado Miramart ubicado bajo el Pico del Loro. Un pasadizo que te sumergirá en un mundo submarino. Gracias a su decoración parecerá que estás caminando por el fondo del Mar Cantábrico.
Lugares emblemáticos
Si te gusta practicar el surf, la Playa de la Zurriola es tu paraíso. Al amparo del Kursaal y del Monte Ulia, la Zurriola es un continuo festín de olas, donde cada día surfistas de todo el mundo llegan para disfrutar del mar, pero también del ambiente que la rodea. Pero no todo es surf en la Zurriola. Una playa amplia sin problemas para encontrar sitio, una mar juguetona con olas divertidas y una zona deportiva hacen que sea el lugar elegido por los jóvenes donostiarras. Y una vez al año, en el mes de julio, la Playa de la Zurriola se convierte en el centro del universo del Jazz, ya que es uno de los escenarios del Heineken Jazzaldia.
33
íbúar mæla með
Zurriola hondartza
s/n Zurriola Ibilbidea
33
íbúar mæla með
Si te gusta practicar el surf, la Playa de la Zurriola es tu paraíso. Al amparo del Kursaal y del Monte Ulia, la Zurriola es un continuo festín de olas, donde cada día surfistas de todo el mundo llegan para disfrutar del mar, pero también del ambiente que la rodea. Pero no todo es surf en la Zurriola. Una playa amplia sin problemas para encontrar sitio, una mar juguetona con olas divertidas y una zona deportiva hacen que sea el lugar elegido por los jóvenes donostiarras. Y una vez al año, en el mes de julio, la Playa de la Zurriola se convierte en el centro del universo del Jazz, ya que es uno de los escenarios del Heineken Jazzaldia.
En un extremo de la playa, se encuentra el Monte Ulia, uno de los tres pulmones de San Sebastián. Caminar por sus senderos en medio del bosque y bordear los acantilados es una experiencia que no te imaginas vivir en una ciudad. Además, las vistas desde sus atalayas y acantilados son impresionantes. Ulia es un sitio ideal para ir con niños, ya que el ascenso no es nada complicado. Además, hay un parque infantil, una zona preparada para hacer picnic y un merendero dónde podrás degustar un pintxo bien merecido tras el paseo. Tambien se puede subir en coche hasta lo alto del monte,hasta el parking que se encuentra junto al Albergue de Ulía,desde donde podrás disfrutar de una vistas de Gros tan espectaculares como ésta.
Monte Ulia
En un extremo de la playa, se encuentra el Monte Ulia, uno de los tres pulmones de San Sebastián. Caminar por sus senderos en medio del bosque y bordear los acantilados es una experiencia que no te imaginas vivir en una ciudad. Además, las vistas desde sus atalayas y acantilados son impresionantes. Ulia es un sitio ideal para ir con niños, ya que el ascenso no es nada complicado. Además, hay un parque infantil, una zona preparada para hacer picnic y un merendero dónde podrás degustar un pintxo bien merecido tras el paseo. Tambien se puede subir en coche hasta lo alto del monte,hasta el parking que se encuentra junto al Albergue de Ulía,desde donde podrás disfrutar de una vistas de Gros tan espectaculares como ésta.
Y a los pies de Ulia, al final de la playa, se ubica la zona de Sagüés. Lugar de encuentro de jóvenes y mayores bien para practicar deporte o para charlar tranquilamente. Siéntate en su muro como un donostiarra más y disfruta de uno de los atardeceres más espectaculares de San Sebastián. Además, en Sagües aguarda una de las esculturas más emblemáticas de la ciudad; La Paloma de la Paz. Obra del artista Nestor Basterretxea y que simboliza el diálogo y el poder de la palabra por encima de la violencia.
Sagues
Y a los pies de Ulia, al final de la playa, se ubica la zona de Sagüés. Lugar de encuentro de jóvenes y mayores bien para practicar deporte o para charlar tranquilamente. Siéntate en su muro como un donostiarra más y disfruta de uno de los atardeceres más espectaculares de San Sebastián. Además, en Sagües aguarda una de las esculturas más emblemáticas de la ciudad; La Paloma de la Paz. Obra del artista Nestor Basterretxea y que simboliza el diálogo y el poder de la palabra por encima de la violencia.
Justo en el otro extremo dela playa de la zurriola, si vienes desde el centro de la ciudad, lo primero que verás será el Palacio del Kursaal. Obra de Rafael Moneo, consta de dos grandes edificios que sugieren dos rocas varadas frente al mar. Conocidos como los Cubos de Moneo, es sede principal de numerosos congresos y eventos a lo largo del año. De hecho, en el mes de septiembre el Kursaal se llena de glamour, ya que es la sede principal del Zinemaldia, Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Si quieres sentirte como una estrella, vete a la terraza trasera del Kursaal y sácate la foto en el mismo lugar que realizan el photocall las actrices y actores que vienen al Zinemaldia. El Kursaal fue construido en 1999, en el mismo lugar donde hace años se encontraba el casino . Con la inauguración del mismo, comenzó la metamorfosis del barrio que ha alumbrado la personalidad que hoy en día caracteriza a Gros
8
íbúar mæla með
Kursaal
8
íbúar mæla með
Justo en el otro extremo dela playa de la zurriola, si vienes desde el centro de la ciudad, lo primero que verás será el Palacio del Kursaal. Obra de Rafael Moneo, consta de dos grandes edificios que sugieren dos rocas varadas frente al mar. Conocidos como los Cubos de Moneo, es sede principal de numerosos congresos y eventos a lo largo del año. De hecho, en el mes de septiembre el Kursaal se llena de glamour, ya que es la sede principal del Zinemaldia, Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Si quieres sentirte como una estrella, vete a la terraza trasera del Kursaal y sácate la foto en el mismo lugar que realizan el photocall las actrices y actores que vienen al Zinemaldia. El Kursaal fue construido en 1999, en el mismo lugar donde hace años se encontraba el casino . Con la inauguración del mismo, comenzó la metamorfosis del barrio que ha alumbrado la personalidad que hoy en día caracteriza a Gros
La basílica de Santa María es, después de la catedral, la Iglesia más importante de la ciudad. Fue construida en el año 1743, manteniéndose hoy en día en perfectas condiciones. Bien merece la pena una visita a su interior.
Basílica de Santa María del Coro
46 Calle 31 de Agosto
La basílica de Santa María es, después de la catedral, la Iglesia más importante de la ciudad. Fue construida en el año 1743, manteniéndose hoy en día en perfectas condiciones. Bien merece la pena una visita a su interior.
Es otra de las iglesias carismáticas de la parte Vieja donostiarra. Situada en un extremo de la calle 31 de agosto, fue construida entre los siglos XV y XVI sobre un viejo templo que había anteriormente.
8
íbúar mæla með
Saint Vicente Church
15bajo Calle San Juan
8
íbúar mæla með
Es otra de las iglesias carismáticas de la parte Vieja donostiarra. Situada en un extremo de la calle 31 de agosto, fue construida entre los siglos XV y XVI sobre un viejo templo que había anteriormente.
Rehabilitado recientemente, el museo San Telmo es uno de los más prestigiosos de la ciudad y sin duda el más bonito. Está construido en un antiguo convento dominicano del siglo XVI, lo que le da ambiente especial al lugar. Sin duda es una visita obligada para todo aquel que viaja a San Sebastián.
52
íbúar mæla með
San Telmo Museum
1 Plaza Zuloaga
52
íbúar mæla með
Rehabilitado recientemente, el museo San Telmo es uno de los más prestigiosos de la ciudad y sin duda el más bonito. Está construido en un antiguo convento dominicano del siglo XVI, lo que le da ambiente especial al lugar. Sin duda es una visita obligada para todo aquel que viaja a San Sebastián.
El Aquarium es la atracción turístia más visitada de la ciudad. Recientemente rehabilitado, se ha convertido en uno de los más importantes de España. Cuenta con un tunel que atraviesa una enorme piscina de 30×16 metros que hará las delicias de los más pequeños.
51
íbúar mæla með
Aquarium de San Sebastián
1 Plaza de Carlos Blasco Imaz
51
íbúar mæla með
El Aquarium es la atracción turístia más visitada de la ciudad. Recientemente rehabilitado, se ha convertido en uno de los más importantes de España. Cuenta con un tunel que atraviesa una enorme piscina de 30×16 metros que hará las delicias de los más pequeños.
El museo Naval es un pequeño museo situado en el puerto, al lado del Aquarium. Es un entrañable lugar que rinde tributo a la historia marítima de la ciudad y de todo el País Vasco.
Euskal Itsas Museoa-Museo Marítimo Vasco
El museo Naval es un pequeño museo situado en el puerto, al lado del Aquarium. Es un entrañable lugar que rinde tributo a la historia marítima de la ciudad y de todo el País Vasco.
Es un fabuloso paseo que bordea todo el monte Urgull. Desde el Aquarium da toda la vuelta por la parte de atrás de Urgull para acabar en un extremo de la Parte Vieja, junto al Kursaal. Es uno de los paseos más bonitos y tranquilos de la ciudad ya que todo el paseo transcurre junto al a la bahía de la concha y el mar cantábrico. El paseo se puede realizar tranquilamente andando en 40 minutos si salimos desde el puerto y damos toda la vuelta hasta el Kursaal. Por el paseo pueden circular también coches aunque es una zona muy tranquila para andar sin ningún riesgo para los niños ya que la circulación es bastante escasa El Paseo Nuevo se ha hecho muchas veces famoso por las imágenes que salen en televisión y miles de fotografías que circulan por internet con impresionantes olas golpeando el paseo cuando las mareas vivas formas grandes olas haciendo que el choque de estas olas con el paseo formen un espectáculo fantástico aunque también algo peligroso si no se toman las medidas oportunas. En el Paseo Nuevo podemos encontrar una conocida escultura de Jorge Oteiza Esta ciudad es bonita mires por donde lo mires, pero si tienes la oportunidad de subir a alguno de sus montes «urbanos» para ver la ciudad desde las alturas sin duda es una experiencia que tienes que probar.
Pasealeku Berria
Es un fabuloso paseo que bordea todo el monte Urgull. Desde el Aquarium da toda la vuelta por la parte de atrás de Urgull para acabar en un extremo de la Parte Vieja, junto al Kursaal. Es uno de los paseos más bonitos y tranquilos de la ciudad ya que todo el paseo transcurre junto al a la bahía de la concha y el mar cantábrico. El paseo se puede realizar tranquilamente andando en 40 minutos si salimos desde el puerto y damos toda la vuelta hasta el Kursaal. Por el paseo pueden circular también coches aunque es una zona muy tranquila para andar sin ningún riesgo para los niños ya que la circulación es bastante escasa El Paseo Nuevo se ha hecho muchas veces famoso por las imágenes que salen en televisión y miles de fotografías que circulan por internet con impresionantes olas golpeando el paseo cuando las mareas vivas formas grandes olas haciendo que el choque de estas olas con el paseo formen un espectáculo fantástico aunque también algo peligroso si no se toman las medidas oportunas. En el Paseo Nuevo podemos encontrar una conocida escultura de Jorge Oteiza Esta ciudad es bonita mires por donde lo mires, pero si tienes la oportunidad de subir a alguno de sus montes «urbanos» para ver la ciudad desde las alturas sin duda es una experiencia que tienes que probar.
Es el monte que se encuentra en el lado opuesto al de Igueldo, justo encima del puerto y de la parte vieja donostiarra. Al contrario que en el otro, para subir a Urgull necesitas hacerlo andando, pero no será un problema. Tienes un bonito paseo de unos 20 minutos hasta lo alto del mismo, donde encontrarás el antiguo castillo de La Mota y el Sagrado Corazón. Desde lo más alto también tendrás unas vistas similares a las de Igueldo pero justo desde lado contrario. En la cima del monte podemos encontrar un pequeño castillo ( Castillo de la Mota ) con sus fortificaciones y cañones inclusive. Las primeras murallas defensivas que aquí podemos encontrar datan del siglo XII, siglo a partir del cual la ciudad fue convirtiendo dicho enclave en punto estratégico para defenderse de los numerosos ataques que a lo largo de la historia a sufrido. La gran mayoría de esos ataques provenían de los franceses y siglo tras siglo el castillo se iba fortaleciendo más con nuevas construcciones, hasta que en el año 1719, tras un gran ataque de los franceses y tras varias semanas luchando, el castillo del Monte Urgull y la ciudad caen en manos de los franceses. Esto sería sólo el principio ya que durante años, la ciudad y el Monte Urgull, cambio de «dueños» varias veces siendo ocupado por franceses e ingleses en varias ocasiones. En el siglo XX, el Monte Urgull pasa a ser un parque público. Para ello se decide demoler parte de las murallas del fuerte del castillo. Tras varios años de demoliciones, en 1921 se decide pararlas para salvarlas y conservarlas cómo patrimonio de la ciudad. El 14 de agosto de 1921, un Real Decreto declara el castillo Monumento Histórico-Artístico Nacional. En el año 1950 se decide construir la figura del Sagrado Corazón que 5 años más tarde se coloca en lo más alto del castillo.
63
íbúar mæla með
Urgull
63
íbúar mæla með
Es el monte que se encuentra en el lado opuesto al de Igueldo, justo encima del puerto y de la parte vieja donostiarra. Al contrario que en el otro, para subir a Urgull necesitas hacerlo andando, pero no será un problema. Tienes un bonito paseo de unos 20 minutos hasta lo alto del mismo, donde encontrarás el antiguo castillo de La Mota y el Sagrado Corazón. Desde lo más alto también tendrás unas vistas similares a las de Igueldo pero justo desde lado contrario. En la cima del monte podemos encontrar un pequeño castillo ( Castillo de la Mota ) con sus fortificaciones y cañones inclusive. Las primeras murallas defensivas que aquí podemos encontrar datan del siglo XII, siglo a partir del cual la ciudad fue convirtiendo dicho enclave en punto estratégico para defenderse de los numerosos ataques que a lo largo de la historia a sufrido. La gran mayoría de esos ataques provenían de los franceses y siglo tras siglo el castillo se iba fortaleciendo más con nuevas construcciones, hasta que en el año 1719, tras un gran ataque de los franceses y tras varias semanas luchando, el castillo del Monte Urgull y la ciudad caen en manos de los franceses. Esto sería sólo el principio ya que durante años, la ciudad y el Monte Urgull, cambio de «dueños» varias veces siendo ocupado por franceses e ingleses en varias ocasiones. En el siglo XX, el Monte Urgull pasa a ser un parque público. Para ello se decide demoler parte de las murallas del fuerte del castillo. Tras varios años de demoliciones, en 1921 se decide pararlas para salvarlas y conservarlas cómo patrimonio de la ciudad. El 14 de agosto de 1921, un Real Decreto declara el castillo Monumento Histórico-Artístico Nacional. En el año 1950 se decide construir la figura del Sagrado Corazón que 5 años más tarde se coloca en lo más alto del castillo.
Es uno de los edificios más representativos de la ciudad y que debes visitar. Fue inaugurado en el año 1912, siendo escenario de los principales acontecimientos culturales que se celebraban. En el año 1995 se decidió que el edificio debía ser totalmente remodelado, entre otras cosas, para cumplir con las nuevas normativas de seguridad, sanidad e incendios. Tras la gran reforma, el teatro Victoria Eugenia ha vuelto a ser hoy en día el referente que era y es sin duda uno de los edificios más bonitos de la Donosti. En él se realizan a lo largo del año numerosas actuaciones teatrales, musicales y culturales.
11
íbúar mæla með
Victoria Eugenia Theater
11
íbúar mæla með
Es uno de los edificios más representativos de la ciudad y que debes visitar. Fue inaugurado en el año 1912, siendo escenario de los principales acontecimientos culturales que se celebraban. En el año 1995 se decidió que el edificio debía ser totalmente remodelado, entre otras cosas, para cumplir con las nuevas normativas de seguridad, sanidad e incendios. Tras la gran reforma, el teatro Victoria Eugenia ha vuelto a ser hoy en día el referente que era y es sin duda uno de los edificios más bonitos de la Donosti. En él se realizan a lo largo del año numerosas actuaciones teatrales, musicales y culturales.
Construida por Manuel Echave, es uno de los símbolos de la ciudad. Situada en una enorme plaza del mismo nombre, La Catedral del Buen Pastor es la iglesia más grande de la ciudad. En su interior destaca el órgano, uno de los más grandes de Europa
20
íbúar mæla með
Good Shepherd of San Sebastián Cathedral
10 Calle de Urdaneta
20
íbúar mæla með
Construida por Manuel Echave, es uno de los símbolos de la ciudad. Situada en una enorme plaza del mismo nombre, La Catedral del Buen Pastor es la iglesia más grande de la ciudad. En su interior destaca el órgano, uno de los más grandes de Europa
La Familiar real veraneaba en Donostia y como carecía de una casa oficial en la que alojarse durante sus estancias, decidieron adquirir una finca del Conde de Moriana situada en la parte alta de Miraconcha, con unas vistas. En el año 1929, tras la muerte de la Reina María Cristina, el palacio pasó a manos de Alfonso XIII quien a su vez fue expropiado 2 años más tarde pasando a pertenecer al ayuntamiento con la condición de que el Palacio sirviera de residencia al presidente de la República en sus visitas a la ciudad. Durante los años del Franquismo el Palacio de Miramar fue devuelto a la Familia Real, en concreto a los hijos de Alfonso XIII y principalmente a su hijo a Juan de Borbón. En el año 1972 la parcela fue adquirida por el ayuntamiento a Don Juan siendo actualmente de acceso libre a todos los ciudadanos cómo si de un parque más de la ciudad se tratara.
33
íbúar mæla með
Miramar Palace
33
íbúar mæla með
La Familiar real veraneaba en Donostia y como carecía de una casa oficial en la que alojarse durante sus estancias, decidieron adquirir una finca del Conde de Moriana situada en la parte alta de Miraconcha, con unas vistas. En el año 1929, tras la muerte de la Reina María Cristina, el palacio pasó a manos de Alfonso XIII quien a su vez fue expropiado 2 años más tarde pasando a pertenecer al ayuntamiento con la condición de que el Palacio sirviera de residencia al presidente de la República en sus visitas a la ciudad. Durante los años del Franquismo el Palacio de Miramar fue devuelto a la Familia Real, en concreto a los hijos de Alfonso XIII y principalmente a su hijo a Juan de Borbón. En el año 1972 la parcela fue adquirida por el ayuntamiento a Don Juan siendo actualmente de acceso libre a todos los ciudadanos cómo si de un parque más de la ciudad se tratara.
Y al salir del túnel, te encontrarás ya con la playa de Ondarreta., una playa urbana situada en el barrio del Antiguo, justo bajo las faldas del monte Igueldo y delimitada por un lado por el famoso Peine de los Vientos de Chillida y por otro por el Pico del Loro, saliente de piedra que separa la playa de Ondarreta de la playa de la Concha. Ondarreta es el lugar ideal para bañarse y pasar un rato divertido entre toldos blanquiazules que le dan un toque singular. Y si no quieres pisar la arena, podrás pasear por el paseo marítimo repleto de jardines que la envuelve y que te llevará hasta el Peine del Viento, un lugar mágico, donde sentarte a ver el mar o jugar a huir de sus embistes.
23
íbúar mæla með
Ondarreta Beach
23
íbúar mæla með
Y al salir del túnel, te encontrarás ya con la playa de Ondarreta., una playa urbana situada en el barrio del Antiguo, justo bajo las faldas del monte Igueldo y delimitada por un lado por el famoso Peine de los Vientos de Chillida y por otro por el Pico del Loro, saliente de piedra que separa la playa de Ondarreta de la playa de la Concha. Ondarreta es el lugar ideal para bañarse y pasar un rato divertido entre toldos blanquiazules que le dan un toque singular. Y si no quieres pisar la arena, podrás pasear por el paseo marítimo repleto de jardines que la envuelve y que te llevará hasta el Peine del Viento, un lugar mágico, donde sentarte a ver el mar o jugar a huir de sus embistes.
De las tres playas principales que tiene, la playa de la Concha es la más conocida de todas ellas. Es conocida no sólo en España sino también en muchos sitios del mundo ya que ha sido citada en numerosas ocasiones en varias revistas de viajes cómo una de las playas urbanas más bonitas del mundo. Su integración en perfecta armonía con el centro de la ciudad hacen de esta playa un lugar especial. A su lado podemos econtrar el ayuntamiento de la ciudad, la avenida más importante o la propia Parte Vieja Donostiarra, por lo que su ubicación cómo decimos y su integración con la ciudad es perfecta. La playa se encuentra cómo hundida 5 metros del resto de la ciudad que son separadas por el Paseo de la Concha, el lugar más transitado cualquier fin de semana que salga el sol. En el centro de la bahía de la concha tenemos la Isla de Santa Clara, un pequeño islote símbolo de la ciudad y que junto al monte Igueldo por un lado y al monte Urgull por otro forman un marco incomparable y postal de multitud de fotos.
La Concha Beach
De las tres playas principales que tiene, la playa de la Concha es la más conocida de todas ellas. Es conocida no sólo en España sino también en muchos sitios del mundo ya que ha sido citada en numerosas ocasiones en varias revistas de viajes cómo una de las playas urbanas más bonitas del mundo. Su integración en perfecta armonía con el centro de la ciudad hacen de esta playa un lugar especial. A su lado podemos econtrar el ayuntamiento de la ciudad, la avenida más importante o la propia Parte Vieja Donostiarra, por lo que su ubicación cómo decimos y su integración con la ciudad es perfecta. La playa se encuentra cómo hundida 5 metros del resto de la ciudad que son separadas por el Paseo de la Concha, el lugar más transitado cualquier fin de semana que salga el sol. En el centro de la bahía de la concha tenemos la Isla de Santa Clara, un pequeño islote símbolo de la ciudad y que junto al monte Igueldo por un lado y al monte Urgull por otro forman un marco incomparable y postal de multitud de fotos.
El Peine del Viento es una de las obras más conocidas del escultor Eduardo Chillida y una de las más famosas en toda la ciudad. Se trata de un conjunto de esculturas construidas sobre una obra arquitectónica del arquitecto Luis Peña Ganchegui y que en su conjunto forman como decimos un paisaje muy característico de la ciudad. Sin duda una de las visitas obligadas en San Sebastián. El conjunto de la obra consta de 3 esculturas de acero con formas curvas. Están incrustadas en rocas y en contacto directo con el mar en una zona que las olas y el viento golpean con fuerza. La forma de peine retorcido que algunos ven en las esculturas junto con ese viento que suele azotar la zona dan el nombre a la obra. Junto a la obra de Chillida se acondicionó la zona con un tunel subterraneo por el que entra el agua con fuerza cuando la marea alta está embravecida y expulsa unos chorros de agua hacia el cielo por unos agujeros habilitados para ello, lo que hace de la obra de Chillida no sólo una atracción visual para los más mayores sino que hasta los más pequeños disfrutan de ella. Aquí, las olas saltan entre las púas de las tres esculturas creando un paisaje espectacular.
45
íbúar mæla með
Peine Del Viento
s/n Eduardo Chillida Pasealekua
45
íbúar mæla með
El Peine del Viento es una de las obras más conocidas del escultor Eduardo Chillida y una de las más famosas en toda la ciudad. Se trata de un conjunto de esculturas construidas sobre una obra arquitectónica del arquitecto Luis Peña Ganchegui y que en su conjunto forman como decimos un paisaje muy característico de la ciudad. Sin duda una de las visitas obligadas en San Sebastián. El conjunto de la obra consta de 3 esculturas de acero con formas curvas. Están incrustadas en rocas y en contacto directo con el mar en una zona que las olas y el viento golpean con fuerza. La forma de peine retorcido que algunos ven en las esculturas junto con ese viento que suele azotar la zona dan el nombre a la obra. Junto a la obra de Chillida se acondicionó la zona con un tunel subterraneo por el que entra el agua con fuerza cuando la marea alta está embravecida y expulsa unos chorros de agua hacia el cielo por unos agujeros habilitados para ello, lo que hace de la obra de Chillida no sólo una atracción visual para los más mayores sino que hasta los más pequeños disfrutan de ella. Aquí, las olas saltan entre las púas de las tres esculturas creando un paisaje espectacular.
Y tras este rato divertido, acércate a las faldas del Monte Igeldo y súbete al funicular que te sumergirá en el pasado. Tras un agradable viaje en este tren cremallera de 1912 con vistas espectaculares llegarás a un parque de atracciones vintage, de los que ya no quedan. Quizás sea el más subido por los turistas que visitan la ciudad. El parque de atracciones alojado en lo alto del mismo junto con el famoso funicular para subir lo convierten en una de las actividades más típicas y recomendadas de la ciudad. Una vez hemos llegado al parque, desde su explanada podremos ver una panorámica perfecta de toda la bahía de la concha y de de la ciudad al completo. La mayoría de fotos de la ciudad que se ven por ahí suelen estar tomadas desde aquí arriba. Funicular del Monte Igueldo Sin duda la atracción más emblemática y no porque sea parte del parque es la de subir hasta arriba en el carismático Funicular (no es un teleférico como dicen algunos). Fue inaugurado el 25 de agosto de 1912, convirtiéndose en el tercer funicular más antiguo de España. El Funicular sale desde la base del monte y te deja dentro del parque de atracciones. El trayecto dura apenas unos minutos pero es muy recomendable subir en él mejor que subir en coche. El coche se puede aparcar en el pequeño parking que hay justo donde se coge el funicular.
14
íbúar mæla með
Monte Igueldo
14
íbúar mæla með
Y tras este rato divertido, acércate a las faldas del Monte Igeldo y súbete al funicular que te sumergirá en el pasado. Tras un agradable viaje en este tren cremallera de 1912 con vistas espectaculares llegarás a un parque de atracciones vintage, de los que ya no quedan. Quizás sea el más subido por los turistas que visitan la ciudad. El parque de atracciones alojado en lo alto del mismo junto con el famoso funicular para subir lo convierten en una de las actividades más típicas y recomendadas de la ciudad. Una vez hemos llegado al parque, desde su explanada podremos ver una panorámica perfecta de toda la bahía de la concha y de de la ciudad al completo. La mayoría de fotos de la ciudad que se ven por ahí suelen estar tomadas desde aquí arriba. Funicular del Monte Igueldo Sin duda la atracción más emblemática y no porque sea parte del parque es la de subir hasta arriba en el carismático Funicular (no es un teleférico como dicen algunos). Fue inaugurado el 25 de agosto de 1912, convirtiéndose en el tercer funicular más antiguo de España. El Funicular sale desde la base del monte y te deja dentro del parque de atracciones. El trayecto dura apenas unos minutos pero es muy recomendable subir en él mejor que subir en coche. El coche se puede aparcar en el pequeño parking que hay justo donde se coge el funicular.